top of page

7 cosas que drenan tu energía como mamá homeschooler y qué hacer para cambiar esto.

Actualizado: 7 sept 2022



#1 Enseñar o adoptar un estilo de educación en el hogar que NO te agrada

o el cual parece no estar funcionando, pero continúas utilizando porque es lo que otros hacen.

Toma unos días para analizar lo que ha dejado de funcionar. Explora otras alternativas y/o métodos de enseñanza. Para niños pequeños debes incluir mucho juego y actividades didácticas con manipulativos.

En mi taller "Cómo hacer prekinder en casa" les enseño cómo aprenden los niños pequeños, cuáles son las destrezas en las que debemos enfocarnos y cómo hacerlo divertido para tus pequeños.

Explora este y otros recursos en la Academia para padres.


#2 No planificar tu día.

Las personas más exitosas confirman que cuando anotamos las tareas que debemos llevar a cabo en el día el día fluye mejor y somos más productivos. Por el contrario cuando no tenemos una idea clara de cómo va a fluir el día, es más probable que perdamos más tiempo y no sintamos frustrados a consecuencia.




#3 Espectativas poco realistas tanto para ti como para tus hijos.

Debemos tener expectativas realistas tanto para nosotros como padres como para nuestros niños. Agenda tu día, pero no excedas la cantida de tareas que anotas. Es mejor escribir 3-4 prioridades y lograr cumplir con todas que escribir una lista de 20 cosas que hacer y solo lograr 3.

Igualmente, mantén expectativas realistas para tus niños. No asignes 10 tareas si sabes que sólo logrará cumplir con 3. Ahórrate la frustración para ambos. Y, recuerda, que cada día es distinto. Surgen situaciones inesperadas. No hay nada mal con posponer o reagendar.



#4 La comparación entre otras mamás u otras familias que educan en el hogar.

Recuerda que toda familia es diferente. Todas tenemos realidades distintas y cada una debe adaptarse a sus necesidades particulares tales cómo cantidad de niños, composición familiar, condiciones de salud, empleo, estilo de familia, estilo de aprendizaje del niño, etc. No intentes imitar a una familia en particular, más bien retén las cosas que puedes aplicar a tu situación y descarta aquello que no aplique a tu familia.





#5 Falta de apoyo de parte de la familia y/o amistades.

La falta de apoyo suele ser una factor que contribuye a la frustración de la familia homeschooler cuando decide por primera vez recurrir a la educación en el hogar. Es por esto que debemos conocer y tener bien claras nuestras razones para educar a nuestros niños en casa y poder trazar limites para lso que nos rodean. Una respuesta firme y serena te ayudar a ganar el respeto de aquellos que no están de acuerdo con tu decisión. Por otro lado, si es una posibilidad para ti, debes acercarte a familias que educan en el hogar de la cuales puedas aprender y recibir apoyo.


#6 No darle importancia autocuidado.

A muchos este tema quizás le hará virar los ojos en desaprobación porque piensan que es una moda o algo por el estilo. Sin embargo, no puedo dejar de enfatizar la importancia de cuidarnos tanto física como mentalmente. Una mamá cansada y agotada, una mamá que no se siente contenta consigo misma es una mamá que probablemente va a pasar toda esa energía negativa a su familia. Nos agotamos, nos frustramos, nos quejamos (y todas son emociones válidas) no sabemos cómo organizarnos y sentirnos mejor. Pero todo esto puede comenzar a cambiar cuando separamos tiempo para cuidarnos. Esto puede ser tiempo para arreglarnos, tiempo para ejercitarnos, para leer, para orar, para escribir nuestros pensamientos en una libreta. Hay muchas maneras de invertir en nosotras. No es unicamente irte al beauty. Esto es simplemente parte del cuidado, pero el cuidado personal va más allá del exterior. Debemos comenzar desde el interior, buscar la paz y el balance para poder modelar esta misma actituda nuestros hijos y familia.

Mamá, házte una prioridad, no por egoísmo si no por el bien tuyo y de todos los que te rodean.



#7 Ignorar tu necesidad de aprender y crecer

Franklin Tyger dijo "Aprender es un proceso constante". Todos los días debemos buscar aprender. Aprender a ser mejores padres, mejores hijos, mejores amigos, mejores seres humanos. Como padres que educamos en el hogar, no nos podemos quedar con lo que aprendimos en un principio. Durante mis años como mamá homeschooler he aprendido muchísimas cosas. He cometido muchos errores y he aprendido de ellos. He iniciado con un estilo de homeschool y luego intentado otro hasta encontrar lo que funciona para mí. He aprendido de videos, de talleres, de otras familias y más importante de mis propias experiencias durante el proceso. No me da miedo invertir en libros o cursos porque quiero darle lo mejor a mis hijos y quiero poder seguir ayudando a más familias.

Recuerda que el conocimiento es poder. ¿Deseas sentirte empoderada(o) en cuanto a la educación en el hogar? ¿Poder hablar con firmeza y seguridad ante aquellos que se oponen a tu descisión? Debes adquirir conocimiento. Lee e investiga.

¡No dejes de aprender!



¿Con cuál de estos puntos de identificas? Cuéntame en los comentarios.

Un abrazo,

-Melissa

150 visualizaciones0 comentarios

¡Equípate para educar en casa!
Toma un curso conmigo en la Academia para padres.

Suscríbete aquí

¡Gracias!

bottom of page